martes, 2 de agosto de 2016

Un pavo real






Pretendió un pavo real

conquistar una pavita,

no conocía otra igual

tan hermosa y bonita.

 

Quería llamar su atención

con su hermoso plumaje,

conquistar su corazón

e iniciar un gran linaje.

 

Orgulloso y presumido

un abanico colosal     

colmado de colorido

desplegó el pavo real.

 

Replicó la pavita ufana:

“ La primavera ha llegado,

y con ella cada mañana

este pavo encopetado.”






No hay comentarios:

Publicar un comentario