domingo, 4 de junio de 2017

Elena la sirena


Está Elena la sirena,


como un alma en pena.

Ella que siempre creía

que del mar disfrutaría,



cabalgando sobre las olas,

como loca y a todas horas,

y conquistaría un marinero,

alto, guapo y con dinero.



Pero una extraña mañana,

se levantó de mala gana.

Pensó en ir a la ciudad,

sólo para curiosear.



Se quedo maravillada.

¡Que digo, anonadada!

Por todo lo que allí veía,

a toda hora y todo el día.



Fue tal su fascinación,

fue tanta la impresión,

que presa de la emoción,

se subió sobre un camión.



Ahora  grita como una loca,

subida sobre la capota

de un camión de bomberos

que va apagando fuegos.



viernes, 16 de septiembre de 2016

Un principe soltero


No soy un príncipe valiente,
ni seré el rico heredero
de una fortuna ingente,
pues soy muy jaranero.
 
Nunca me bato en justas,
ni participo en cacerías,
porque no me gustan,
prefiero las romerías.
 
No brillo con la espada,
tampoco en la equitación,
para mi no hay nada
como una bella canción.
 
No tengo en mi castillo
ni fosos, ni almenas,
pero si un organillo
que me quita las penas.
 
No hice las cruzadas
contra los infieles,
me parecían cansadas
y un poco crueles. 
 
Malgasto mi dinero
y no hay bella princesa
que me diga el “si quiero”,
tampoco me interesa,
 
ni conservar mi linaje,
porque yo prefiero
ser un alegre paje
aunque sea soltero.


Dora la tostadora





Dora la tostadora,


la ultima tostada


le salió quemada,


y por eso llora.


 


Ella sólo quería


darle su calor


y todo su amor,


como cada día.


 


Es muy despistada,


no miró la hora


y la tostada ahora


está chamuscada.


 


Comete la tostada


que no se disguste,


y aunque no te guste


no le digas nada.





miércoles, 24 de agosto de 2016

Lágrimas de cocodrilo


Es el señor Petronilo

un gran cocodrilo

que vive en el Nilo,

pero no tiene amigos.

 

Llegaron unos cazadores

a su rio un lejano día

con muy malas intenciones,

y se quedó sin compañía.

 

Engañaron a sus amigos

con una vida de alegrías,

los engañaron como chinos,

pues ya nunca volverían.

 

Siendo tan bonachones

acabaron al fin sus horas,

hechos mil cinturones

y cien bolsos de señoras.

 

Petronilo desde aquel día

llora a la orilla del rio Nilo,

llora solo y sin compañía,

llora lágrimas de cocodrilo.




Cigarra y Grillo





Son Grillo y Cigarra


dos tercos trovadores


que cantan tenaces


sus penas de amores.


 


Grillo en la noche


la mas bella balada


con todo su amor


canta a su amada.


 


Cigarra enamorada


a lo largo del día


dedica a su amado


su triste melodía.


 


Grillo en la noche,


Cigarra en el día,


cuando se encuentren


cantarán de alegría.


 


Y serán Grillo y Cigarra


dos alegres juglares


que entonarán felices


sus coplas y cantares.





martes, 2 de agosto de 2016

Teodora la lacomotora







Es la vieja Teodora

una locomotora de vapor

que en toda ocasión

circulaba sin demora.

 

Es la pobre Teodora

una vieja locomotora

que llora a toda hora

por no estar ya de moda.

 

Desde que el AVE ha llegado

ya no hace grandes viajes

que precisen de equipaje,

y de categoría le han bajado.

 

Hacía viajes internacionales,

y ahora se dedica cada día

a recorridos de cercanías

por inmundos andurriales.

 

Dicen que es muy vaga,

que cuanto le cuesta

subir una leve cuesta,

que se queda descolgada.

 

Y aunque aún Teodora

le pone mucho tesón,

y todo su gran corazón,

ya nunca llega a la hora.








Un pavo real






Pretendió un pavo real

conquistar una pavita,

no conocía otra igual

tan hermosa y bonita.

 

Quería llamar su atención

con su hermoso plumaje,

conquistar su corazón

e iniciar un gran linaje.

 

Orgulloso y presumido

un abanico colosal     

colmado de colorido

desplegó el pavo real.

 

Replicó la pavita ufana:

“ La primavera ha llegado,

y con ella cada mañana

este pavo encopetado.”