domingo, 26 de junio de 2011

Teomiro el vampiro

¡Que cara tiene Teomiro!,
toda la noche de fiesta
y ahora hace la siesta,
¡que golfo este vampiro!.

En cuanto sale la luna
se engalana con su capa,
la mas vistosa y guapa,
y se escapa con la tuna.

En busca de un chupito
se acerca a cualquiera,
y de cualquier manera
siempre saca un sorbito.

Una noche y otra noche,
y como además sabe volar
se mueve a cualquier lugar
sin necesidad de coche.

Con todo insiste Teomiro:
“No puedo hacer el ganso
sin parar y sin descanso,
no puedo mas y me retiro”.


martes, 21 de junio de 2011

Ya se cansó el lobo

Ya se cansó el lobo
de estar haciendo el bobo,
de aparecer en todos lados
siempre como un malvado.

En cuanto tuvo un rato
se acercó al sindicato,
con detalle se informó
y en huelga se declaró.

Quiere derechos de imagen,
que los impuestos bajen,
pluses sin retenciones
y un mes de vacaciones.

Se enfadó Caperucita,
su mamá y la abuelita,
el bosque es muy aburrido
sin un lobo escondido.

También los tres cerditos
se aburren un poquito,
sin lobo que los persiga
la cosa ya no tiene miga.

Se aburren los cabritillos,
incluso el joven pastorcillo,
los cuentos han cambiado
desde que el lobo se ha enfadado.


viernes, 17 de junio de 2011

La canción del pirata

Homenaje a J. Espronceda

Con su pata de palo,
con su parche en el ojo,
un pirata que no es malo,
un pirata que no es cojo,

al timón de su velero
cruza el mar a toda vela,
quiere llegar el primero
y corre que se las pela.

No tiene oficiales, ni tropa,
ni un grumete de aprendiz,
pero viaja feliz en la popa
de su velero bergantín.

Ya dejó atrás Estambul
navegando rumbo a Pekín,
y atraviesa el mar azul
de uno al otro confín.

En cien mares lo aclaman,
y en los océanos es conocido,
por su barco al que llaman
por su bravura “El Temido”,

pues no hay en el mundo
ni tormenta, ni tifón,
que ose torcer el rumbo
que él señala en su timón.

Con su pata de palo,
con su parche en el ojo,
un pirata que no es malo,
un pirata que no es cojo,

que es el rey del mar
y por su furia es de temer,
y del que se debe escapar
cuando se le ve aparecer.

Tantas presas lleva hechas
que han rendido a sus pies,
sus pendones y banderas,
mil y un navío inglés, 

mas reparte sin pensar
lo cogido en cada presa,
pues no quiere atesorar
mas valor que la belleza.

Sentenciado está a muerte,
sentenciado y con pena,
mas no teme a su suerte
y se ríe de su condena.

“Di ya la mía por perdida
y aunque llore como una nena
yo mismo le quitaré la vida
a ese que me condena.”

Con su pata de palo,
con su parche en el ojo,
un pirata que no es malo,
un pirata que no es cojo,

duerme al son del viento
y arrullado por el mar,
con el dulce movimiento
de las olas en pleamar.

La luna brilla en la mar,
el viento ruge en las velas,
y bate, hasta ondear,
el paño de su bandera.

Estalla una tormenta
con estrépito y temblor,
que al pirata despierta
y comienza esta canción:

“En pos de su amada
surca un pirata el mar,
sin que le importe nada
cuanto deba navegar,

pues es la mas bella
que nadie pueda soñar,
es su amada una doncella,
es su amada... la mar.”



domingo, 12 de junio de 2011

Cuervo y Urraca


Pasó en un convento
en un lejano día,
pudo ser un cuento
o solo habladurías.

Paca era una urraca,
Pedro un cuervo,
ella negra y blanca,
él todo negro.

Lucían en solitario
hábito y sotana
en su paseo diario
de cada mañana.

Pedro sintió
un dulce pálpito
cuando la vio
vistiendo hábito.

Paca sintió
una corazonada
cuando lo vio
vistiendo sotana.

Y sin ningún motivo,
sin pensar en nada,
unieron sus destinos
desde esa mañana,

y Pedro y Paca
juntos pasearon,
cuervo y urraca
juntos volaron.


jueves, 9 de junio de 2011

El viejo señor cangrejo


El viejo señor cangrejo
ya no anda hacia atrás,
se ha hecho ya viejo
y no sabe si viene o va.

Él que tanto se divertía
caminando hacia atrás,
porque así nadie sabía
a donde quería llegar.

Aprendió el truco un día,
cuando aún siendo joven
fue a la escuela de espías,
eran tiempos mejores.

Pero se ha hecho mayor
y anda algo despistado,
y en la mínima ocasión
acaba desorientado. 



sábado, 4 de junio de 2011

Rufino y la crisis del pepino

Es Rufino
un bello pepino,
elegante y fino,
y con aire divino.

Rufino vivía
feliz en Almería,
pero quiso viajar
a un lejano lugar.

Y casi sin ropa
se fue a Europa,
salió de España
y llegó a Alemania.

Pero cuando llegó
allí todo cambió,
en aquel lugar
le miraban mal.

Él no entendía
lo que ocurría,
le daban de lado
como a un apestado.

De una enfermedad
le quisieron acusar,
gracias que al final
se supo la verdad.

Y Rufino,
un bello pepino
elegante y fino,
de allí se vino.

  




jueves, 2 de junio de 2011

Sonia la momia

Ya se ha cansado Sonia,
quiere ser enfermera,
dejar de ser una momia
y que todos la quieran.

Se hartó ya de asustar,
y sin que le duelan prendas
ha empezado a practicar
con ungüentos y vendas.

Pero siempre se embrolla
y no consigue vendar nada,
las vendas se le enrollan
y acaba ella toda vendada.

Por eso, si la ves vendada,
se valiente y no te asustes,
que no te va a hacer nada,
no sea que la disgustes.